Lo que no sabías sobre el acné…

Cómo ya sabemos, hoy en día el  acné es una enfermedad inflamatoria de la piel que cursa con obstrucción de los poros y aparición de lesiones cutáneas y es bastante común en los adolescentes, en la edad adulta  y  suele disminuir significativamente a partir de los 45 años. 

 

Normalmente en el acné se dan alteraciones de varios tipos como:

no inflamatorias: comedones abiertos (puntos negros) y/o comedones cerrados (puntos blancos)

Inflamatorias: pápulas, pústulas, nódulos o quistes

lesiones residuales: cicatrices y/o lesiones hiperpigmentadas.

 

¿A qué se debe el acné?

Una de las razones  por la que aparece el acné es por  factores ambientales como la humedad y sudor abundante, cambios hormonales que ocurren en la pubertad, en el periodo menstrual, embarazo o por el uso de anticonceptivos orales. También se ha visto una gran relación con los cosméticos o productos para el cabello oleoso. Otra razón son ciertos fármacos (como los esteroides, la testosterona, los estrógenos y la fenitoína).

Rutina de cuidado del acné:

Hoy en día hay muchos tratamientos para curar el acné, pero siempre lo ideal es saber realmente cómo prevenir el acné o minimizar sus secuelas, por esa razón el primer paso debe basarse  siempre en corregir los factores que contribuyen a su desarrollo:

  • Regulación de la secreción sebácea.
  • Evitar la obstrucción folicular.
  • Impedir la formación del comedón.
  • Disminuir la población bacteriana y eliminar la inflamación.

El siguiente paso es saber tu tipo de piel y la cuestión es elegir productos que se hayan formulado específicamente para la piel propensa al acné, de hecho te recomendamos el uso de cremas fluidas o geles ligeros para una rápida absorción.

Las medidas higiénicas no pueden faltar nunca en tu rutina diaria!

  • La higiene del rostro: Es el primer paso para un buen tratamiento.
  • Se deben usar detergentes sintéticos (syndets) o geles limpiadores al agua, para mantener la barrera natural de la piel.

Para quien esté en tratamiento con un antiacnéico oral, queremos recordar la importancia de la hidratación,ya que estos medicamentos producen mucha sequedad cutanea. Se recomienda el uso de emulsiones hidratantes no comedogénicos de base acuosa (oil free) para el rostro.

En cuanto a Protección Solar : Mucha gente piensa que al no exponerse al sol por problemas de acné  no necesita ponerse protectores solares, en cambio es de gran importancia el uso de protección solar ya que necesitamos protegernos de todos los factores externos que puedan dañar nuestra piel. Por eso os recomendamos seguir la siguiente rutina diariamente:

  1. Evitar el sol durante las horas de más intensidad.
  2. Llevar ropa que ofrezca protección siempre que sea posible.